jueves, 5 de noviembre de 2015

VIEJOS AMIGOS

Cuántos años han pasado
Desde que sellamos nuestra alianza
De bohemios afligidos,
De chulos y canallas.

Desde que compartíamos
cervezas en los bares
El banco de los parques,
El tabaco, las pipas, los billares.

Cuántos contratos temporales hemos firmado,
Cuántas mujeres nos han cautivado
Cuantas han dejado en el alma alguna herida
Cuántas de ellas nos han separado.

Como habré ahora de llamaros
En vísperas de nuestra cita,
Si ya nos sois amigos ni colegas
Ni enemigos, ni crápulas
Ni compañeros de borrachera

Ahora que solo sois
Con el paso de los años,
Y a pesar de lo vivido,
A estos ojos que se enjuagan,
Unos completos desconocidos.






jueves, 27 de noviembre de 2014

COMO LOS GRANDES IMPERIOS

Eres como los grandes imperios
que en algún tiempo habitaron la Historia.

Demasiados años para conquistarlos
y para perderlos apenas son necesarios
tres minutos, dos negligencias y una mala decisión.

Tú eres como los grandes imperios
y yo siempre fui un mal estratega.

Te perdí como se pierde
en vacaciones la noción del tiempo,
es decir, sin hacer nada.

martes, 11 de noviembre de 2014

LA CARTA DEL SOLDADO. (Microrrelato)

Nunca más supe qué fue de aquella mujer.
Yo estuve allí. Yo que no suelo estar en ninguna parte. Le vi intentar salir del amasijo de escombros que quedó tras el bombardeo. No pude hacer más que contemplar la triste agonía de la muerte en sus ojos y cumplir lo prometido.
La encontré una gris mañana de invierno del 39 y en su regazo un muchacho de tres años. Leyó la carta pausadamente, después, la hizo ceniza. Regresé de inmediato a mi lugar de origen.
Siempre recordaré como en aquellas llamas ardía su alma, el rencor de sus ojos al despedirme.

jueves, 23 de octubre de 2014

NO CONSIGO ESCRIBIRTE

Abruptos recuerdos erupcionan melancólicos
en la cornisa del malabarista suicida
en que se ha convertido mi memoria
desde que te vi partir en la neblina oscura de los días.

No consigo escribirte…

El pasado golpea intermitentemente su puerta
cerrada felizmente a cal y canto.
Tu presencia se hace inerte y escandalosa
como la sangre en una herida abierta.

No consigo escribirte…

Ahora solo encuentro tu rostro
en el estercolero de mis pesadillas.
Eres ya un eco, un aullido lejano
Un bolígrafo triste, unos ojos que lloran.

No consigo escribirte…

Y los ojos que lloran
resultan ser los de mi espejo,
el bolígrafo triste
quien escribe estos versos.

No consigo escribirte…

Que la noche hoy se avecina triste y solitaria sin ti
como la noche en que te vi partir
hacia el amargo consuelo del rencor,
hacia la abrumante existencia del olvido.

viernes, 10 de octubre de 2014

TÍMIDAS PALABRAS

El amor como el poema nace
de la timidez de las palabras.
Viven como vive
en una lenta
Y larga
Travesía
Los polizones.
Días, meses, años
sin ver la luz
en la comisura tersa de tus labios,
nunca muertas, nunca vividas.

lunes, 17 de marzo de 2014

EL ÚLTIMO BESO

La habitación está vacía.
Amontonados quedan
los recuerdos
de lo que fueron,
en otro tiempo,
más jóvenes y felices.

Vacías las estanterías,
la cuenta corriente.
Vacíos también,
de  palabras y caricias
los últimos meses.

¿Volver?
Suena lejano
como tristes suenan
las palabras,
los adioses.

Se besaron entonces
a modo de despedida.
Abriendo puertas,
corazones,
heridas…