jueves, 23 de octubre de 2014

NO CONSIGO ESCRIBIRTE

Abruptos recuerdos erupcionan melancólicos
en la cornisa del malabarista suicida
en que se ha convertido mi memoria
desde que te vi partir en la neblina oscura de los días.

No consigo escribirte…

El pasado golpea intermitentemente su puerta
cerrada felizmente a cal y canto.
Tu presencia se hace inerte y escandalosa
como la sangre en una herida abierta.

No consigo escribirte…

Ahora solo encuentro tu rostro
en el estercolero de mis pesadillas.
Eres ya un eco, un aullido lejano
Un bolígrafo triste, unos ojos que lloran.

No consigo escribirte…

Y los ojos que lloran
resultan ser los de mi espejo,
el bolígrafo triste
quien escribe estos versos.

No consigo escribirte…

Que la noche hoy se avecina triste y solitaria sin ti
como la noche en que te vi partir
hacia el amargo consuelo del rencor,
hacia la abrumante existencia del olvido.

viernes, 10 de octubre de 2014

TÍMIDAS PALABRAS

El amor como el poema nace
de la timidez de las palabras.
Viven como vive
en una lenta
Y larga
Travesía
Los polizones.
Días, meses, años
sin ver la luz
en la comisura tersa de tus labios,
nunca muertas, nunca vividas.