jueves, 23 de octubre de 2014

NO CONSIGO ESCRIBIRTE

Abruptos recuerdos erupcionan melancólicos
en la cornisa del malabarista suicida
en que se ha convertido mi memoria
desde que te vi partir en la neblina oscura de los días.

No consigo escribirte…

El pasado golpea intermitentemente su puerta
cerrada felizmente a cal y canto.
Tu presencia se hace inerte y escandalosa
como la sangre en una herida abierta.

No consigo escribirte…

Ahora solo encuentro tu rostro
en el estercolero de mis pesadillas.
Eres ya un eco, un aullido lejano
Un bolígrafo triste, unos ojos que lloran.

No consigo escribirte…

Y los ojos que lloran
resultan ser los de mi espejo,
el bolígrafo triste
quien escribe estos versos.

No consigo escribirte…

Que la noche hoy se avecina triste y solitaria sin ti
como la noche en que te vi partir
hacia el amargo consuelo del rencor,
hacia la abrumante existencia del olvido.

2 comentarios:

  1. Hola Daniel! veo que escribes poemas con tema de fondo el amor. He releído hacia atrás los poemas anteriores y éste me parece como una continuación de algunos de ellos, por ese adiós, esa despedida y esa tristeza que queda y fluye de tus versos.
    Me gusta tu estilo: sencillo, tierno, melancólico.
    Me alegra haber venido a leerte.

    Saludos
    Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me alegra que lo hallas hecho agradecido por tus palabras.
      Saludos.
      Daniel.

      Eliminar